Diamantes: En China También Gustan, Y Mucho. 中国人越来越喜欢买钻石。

Lo que antes fue Japón, ahora lo es China

El auge de Japón como potencia industrial y económica en los años 70, junto con el consiguiente apetito de su nueva clase pudiente  por bienes exclusivos y diferenciados provenientes del viejo mundo es lo que posibilitó la “industrialización” y consolidación de los grandes conglomerados del lujo (LVMH, Richemont, etc.). Y el lejano oriente, esta vez China, ha vuelto a ser clave para el lujo internacional: China no solo ha sido su salvavidas para capear la calma chicha de estos últimos años, sino que ya se perfila como su principal mercado en las décadas por venir. La industria del diamante tampoco es ajena a esta carrera por un pedazo de la gran tarta que supone el mercado interno del Imperio Celestial. Infinidad de diamantaires (empresas productoras y/o comercializadoras de diamantes) no paran de abrir delegaciones en China, y los más prestigiosos laboratorios gemológicos internacionales también abren delegaciones en China, aparte de adaptar y traducir sus procesos y formación al lenguaje y al mercado chino.

¿Y cómo hablamos de diamantes en chino? Lo suyo sería empezar a hablar de ellos en castellano, y que mejor manera de empezar que nombrar y tratar de  definir  los cuatro parámetros que se usan para definir la calidad de un diamante:

Color.  颜色  (yán sè)

Pureza. 净度  (jìng dù)

Talla. 切工 (qiē gōng)

Peso en quilates. 克拉  (kè lā)

A estos cuatro parámetros o aspectos se les conoce como las cuatro ces del diamante  (del ingles Color, Clarity, Cut , Carat).

Color.  颜色  (yán sè)

Dejando aparte los denominados diamantes fantasía, en los que una buena tonalidad – ya sea  amarilla, rosa, verde, violeta o la rarísima roja- se considera un punto importate de belleza y valor,  la inmensa mayoría del comercio del diamante se centra en los diamantes incoloros, y estos, cuanto más incoloros sean, diremos que tienen un mejor color. Los que ya tengan un cierto tono amarillento serán considerados de inferior calidad, y cuanto más notable sea ese tono amarillento -a veces tirando a amarronado- las piedras que lo muestre irán siendo clasificadas en calidades inferiores.

No hay que confundir en tono amarillento que muestran muchos diamantes de la serie incolora con el color de un diamante amarillo fantasía. Para hacernos una idea, el primero sería como de papel envejecido, y el segundo se asemejaría más a un amarillo limón, a veces más clarito, y a veces más denso.

DIAMANTES INCOLOROS QUE YA "AMARILLEAN" BASTANTE.
EJEMPLO DE "AMARILLO FANTASÍA" EN UN DIAMANTE.

¿Y cómo nos referimos en chino a las variaciones de color hacia el amarillento que se producen en los diamantes incoloros?

· Incoloros (sin nada de amarillo): 无色  (wú sè)

· Casi casi incoloros: 接近无色  (jiē jìn wú sè)

· Ligeramente amarillos: 极淡黄色  (jí dàn huáng sè)

· Ya no tan ligeramente amarillos: 微淡黄色  (wēi dàn huáng sè)

· Claramente amarillentos: 淡黄色 (dàn huáng sè )

· Y ya fuera de la serie incolora, la tonalidad “amarillo fantasía”:  彩黄色  (cái huáng sè)

Próxima entrada:  hablamos de pureza en los diamantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s