Diamantes: En China También Gustan, Y Mucho. 中国人越来越喜欢买钻石。

Lo que antes fue Japón, ahora lo es China

El auge de Japón como potencia industrial y económica en los años 70, junto con el consiguiente apetito de su nueva clase pudiente  por bienes exclusivos y diferenciados provenientes del viejo mundo es lo que posibilitó la “industrialización” y consolidación de los grandes conglomerados del lujo (LVMH, Richemont, etc.). Y el lejano oriente, esta vez China, ha vuelto a ser clave para el lujo internacional: China no solo ha sido su salvavidas para capear la calma chicha de estos últimos años, sino que ya se perfila como su principal mercado en las décadas por venir. La industria del diamante tampoco es ajena a esta carrera por un pedazo de la gran tarta que supone el mercado interno del Imperio Celestial. Infinidad de diamantaires (empresas productoras y/o comercializadoras de diamantes) no paran de abrir delegaciones en China, y los más prestigiosos laboratorios gemológicos internacionales también abren delegaciones en China, aparte de adaptar y traducir sus procesos y formación al lenguaje y al mercado chino.

¿Y cómo hablamos de diamantes en chino? Lo suyo sería empezar a hablar de ellos en castellano, y que mejor manera de empezar que nombrar y tratar de  definir  los cuatro parámetros que se usan para definir la calidad de un diamante:

Color.  颜色  (yán sè)

Pureza. 净度  (jìng dù)

Talla. 切工 (qiē gōng)

Peso en quilates. 克拉  (kè lā)

A estos cuatro parámetros o aspectos se les conoce como las cuatro ces del diamante  (del ingles Color, Clarity, Cut , Carat).

Color.  颜色  (yán sè)

Dejando aparte los denominados diamantes fantasía, en los que una buena tonalidad – ya sea  amarilla, rosa, verde, violeta o la rarísima roja- se considera un punto importate de belleza y valor,  la inmensa mayoría del comercio del diamante se centra en los diamantes incoloros, y estos, cuanto más incoloros sean, diremos que tienen un mejor color. Los que ya tengan un cierto tono amarillento serán considerados de inferior calidad, y cuanto más notable sea ese tono amarillento -a veces tirando a amarronado- las piedras que lo muestre irán siendo clasificadas en calidades inferiores.

No hay que confundir en tono amarillento que muestran muchos diamantes de la serie incolora con el color de un diamante amarillo fantasía. Para hacernos una idea, el primero sería como de papel envejecido, y el segundo se asemejaría más a un amarillo limón, a veces más clarito, y a veces más denso.

DIAMANTES INCOLOROS QUE YA "AMARILLEAN" BASTANTE.
EJEMPLO DE "AMARILLO FANTASÍA" EN UN DIAMANTE.

¿Y cómo nos referimos en chino a las variaciones de color hacia el amarillento que se producen en los diamantes incoloros?

· Incoloros (sin nada de amarillo): 无色  (wú sè)

· Casi casi incoloros: 接近无色  (jiē jìn wú sè)

· Ligeramente amarillos: 极淡黄色  (jí dàn huáng sè)

· Ya no tan ligeramente amarillos: 微淡黄色  (wēi dàn huáng sè)

· Claramente amarillentos: 淡黄色 (dàn huáng sè )

· Y ya fuera de la serie incolora, la tonalidad “amarillo fantasía”:  彩黄色  (cái huáng sè)

Próxima entrada:  hablamos de pureza en los diamantes.

Anuncios

VENTE PARA CHINA, PEPE: SURVIVAL CHINESE FOR GEMMOLOGISTS IN NEED

No me voy a extender en absoluto sobre la importancia -económica, estratégica, demográfica-  de la China mandarina, pues ya hay muchos, demasiados sitios para todo eso. Nosotros, nosotras, a lo que vamos.

Últimamente parece que allí donde asoman el cogote gemas de interés y la consiguiente posibilidad de hacer negocio con ellas,  allí que aparecen uno, varios, o docenas de ciudadanos chinos para comprarlas y negociarlas, ya sea en Hong Kong, Tanzania o Teófilo Otoni.

Photo: UBM Asia

¿Y a nosotros qué? Pues como la vida da muchas vueltas, vamos a soltarnos con un poquito de mandarín pedrero*, por si el ímpetu económico Han se cruza -más aún- en nuestro camino, o nosotros en el suyo.

Lesson One, repeat after me: “I want to buy a hamburger”. Ah no, que eso es de la Pantera Rosa. Venga, ahora sí que sí.

Lección Uno 第一课

Pues los suyo sería, no sé, aprender los nombres de algunas piedras, no?

Diamante:  钻石  zuàn shí

Rubí:  红宝石  hóng bǎo shí

Zafiro:  蓝宝石  lán bǎo shí

Esmeralda:  绿宝石  bǎo shí

Topacio:  黄玉  huáng yù

Tourmaline:  电气石  diàn qì shí

Cuarzo Amatista:  紫水晶  zǐ shuǐ jīng

Cuarzo Citrino:  黄水晶  huáng shuǐ jīng

Granates:   石榴石  shí liu shí

Perla:  珍珠 zhēn zhū

Jadeita:  翡翠 fěi cùi. La esmeralda también puede recibir este mismo nombre.

Actinolita/nefrita:  软玉 ruǎn

Habréis visto que en algunas se repiten los dos últimos caracteres (宝石 bao shi). 宝 significa valioso, y 石 piedra. 红 (hong) es rojo, 红宝石 es rubi. 蓝 es azul. 绿 es verde.

Lo de los acentos y símbolos encima de las vocales (en la transcipción fonética de los caracteres)  tiene que ver con la pronunciación tonal del chino . Webs donde sin cometer muchos errores se explica algo de gramática y de qué va esto de los tonos chinos, googlear y os saldrán tropecientas; http://www.chino-china.com, por ejemplo. Pero ENJOYA.ES no va de gramática china, sino de piedras, y ahora, de mandarín pedrero. De todos modos contestaré encantado cualquier pregunta.

La siguiente entrada de esta categoria irá sobre el diamante, las cuatro ces y todo eso, y como intentar decírlo en mandarín (pedrero).

*mandarín pedrero: variante algo chusca y picapedrera  del dialecto principal al norte de la China,  hablado por algún que otro habitante al sur de la Península Ibérica.